Octubre 2012, Bergen, Noruega. Juan Manuel Oviedo, el coordinador colombiano del proyecto Con Lupa está de visita para discutir la siguiente fase del proyecto que se realizará en Colombia.

Juanma: CISV Colombia realmente quiere que hagan parte de Andinos. Es un taller de cuatro días para los Junior Branches de Ecuador, Perú y Colombia.
Con Lupa: Listo. ¿Cuándo es?
Juanma: En Semana Santa.
Con Lupa: ¿Eso no es cuando vamos a estar en El Salvador?
Juanma: Sí.

Así es como recuerdo la conversación anterior a que tomáramos la decisión de que Ade y yo hiciéramos el curso de TTT en Dallas para poder asistir al taller de Andinos en Semana Santa. ¡Y qué buena decisión que tomamos!

Abajo están unos puntos para entender mejor de qué se trata Andinos:

  • Las metas: fortalecer los Junior Branches de la región Andina, empoderar a los Juniors (CISVers que son involucrados activamente en su Junior Branch local) para tomar acción, trabajar con el área de contenido del año y facilitar intercambio cultural entre los participantes de los tres países.
  • Aproximadamente 50 jóvenes entre 15 y 25 años de edad
  • 8 staff que están encargados de la planeación y ejecución del taller
  • 4 días en una finca/campamento donde todos duermen, comen y participan en todas las actividades
  • Cada año se rota el hospedaje entre los tres países
Planning Andinos in the CISV house

Planning Andinos in the CISV house

Dos días antes de comenzar el taller nos encontramos con los 6 Representantes Nacionales de Juniors (NJRs) de Perú, Ecuador y Colombia, con los que íbamos a organizar el Andinos 2013. Tuvimos la oportunidad de conocernos y socializar un poco además de crear un plan completo de qué actividades se iban a hacer y cuando, y quienes estaban encargados de qué.

Cuando estaba amaneciendo el jueves nos encontramos con todos los participantes para irnos juntos en bus a la finca que queda cerca Sasaima, un pueblo a 2 horas de Bogotá. El aire no-tan-cálido-pero-sí-bastante-húmedo junto con los espacios verdes, las mesas de ping pong y la hamaca colgada entre dos árboles propició el ambiente perfecto de estar en el campo, algo que me parece especialmente favorable para un taller de cuatro días para jóvenes.

Activity time about to begin!

Activity time about to begin!

 

Aunque mucha de la planeación se hizo por adelantado, tuvimos que hacer cambios y adiciones a través del campamento para asegurar de que fluyeran bien las actividades y que los participantes adquirieran la mayor cantidad de conocimiento posible. Hicimos actividades para conocernos mejor, presentaciones de cada Junior Branch, una actividad de Con Lupa sobre derechos humanos, una sesión de CISV Basics, una simulación sobre migración, una actividad de qué significa ser Andino, mencionando algunas. La energía y la creatividad que estos jóvenes demostraron fue tan contagiosa y enriquecedora para mí (y creo que los demás staffs estarían de acuerdo), que se convirtió en un ciclo virtuoso donde todos hicimos parte del proceso de aprendizaje. Me sorprendió de manera positiva las discusiones profundas que tomaron lugar en los debriefings de las actividades y que muchas veces fueron continuadas en los almuerzos y en las comidas.

Otra cosa que me gustó mucho de ser staff fue que Adelaida y yo tuvimos la oportunidad de poner en práctica todo nuestro conocimiento de facilitación recién adquirido en el curso TTT que tomamos en Dallas. Nos dimos cuenta las dos que tenemos más confianza y nos sentimos más seguras de planear y facilitar actividades ahora que antes de tomar este curso.

La última noche el staff decidió crear una especie de ceremonia de clausura para la sorpresa de los participantes. Uno de los jóvenes nos ayudó a unir a todos los participantes en la sala grande de la finca donde las luces estaban apagadas, y les pidió que se sentaran formando un círculo. Entramos entonces, caminando despacio sosteniendo unas velas prendidas y con música Andina tradicional sonando en el fondo. Les contamos a los participantes la siguiente leyenda:

“En las faldas de los Andes, cubiertos bajo el sol del centro del mundo, un grupo de guerreros de todos los dialectos se juntaron para unirse en alma y corazón. Hijos de la selva, la playa, el desierto y las montañas, vivieron cuatro puestas de sol juntos. El calor del día, sirvió para unirlos y hacerlos hermanos. Hoy, culmina su preparación. Hoy, dueños de la luz del conocimiento, se conocen, se reafirman y hacen un pacto con estas montañas. Y con este fuego en sus corazones vuelven a casa entregados a cuidarlo y mantenerlo vivo.” (escrito por Matías Espinosa el NJR de Ecuador)

Esta analogía evidentemente se refería al taller y a los participantes, procedimos pasando una vela prendida y diciendo una cosa con la que nos comprometíamos cada uno ya fuera con uno mismo, el grupo o el Junior Branch. Lo finalizamos todo con un baile absurdo y loco para la diversión de los participantes.

Es increíble lo tanto que se puede lograr en solo cuatro días, cuántas cosas se pueden discutir y cuánto se puede compartir entre personas de diferentes lugares. Siendo staff, aprendí y participe. Yo también me sentí parte de esta experiencia memorable.
Debemos haber hecho 20 energizers diferentes, comido 400 paquetes de papitas y repartido miles de abrazos, colaborando con la integración espectacular que ocurrió durante Andinos. Como dijeron unos participantes: Se sintió más como un campamento que un taller. No sabría decirlo mejor.

Andinos 2013

Andinos 2013